Testimonios

separador

Algunas de palabras más sinceras testimoniales  de nuestros pacientes

01
Cristina López Almazán

Conocía a Victoria en una de esas etapas de “desconcierto educativo”, que todos los padres y madres hemos sufrido en alguna ocasión. Acudí a su consulta de orientación psicológica que ofrece en el Ayuntamiento de Cuarte de Huerva, llena de dudas acerca de si mi crianza materna era adecuada y con una tremenda tristeza por no ser capaz de superar puntualmente el sentimiento de fracaso que a veces sentía en la educación de mis hijos.

Victoria me llenó de esperanza y de ilusión; me ofreció recursos basados en el amor maternal y positivismo y me llenó de tanta fuerza que como era la presidenta del AMPA Foro Romano le dije: “Victoria, tienes que venir al colegio y ayudar a las familias contándoles lo que me estás contando a mí.”

Este fue el germen de la futura Escuela de Padres y madres del Colegio Foro Romano que tan exitosamente ha funcionado durante los últimos años.

También ha sido una persona fundamental en mi vida, que me ha ayudado a llegar a ser lo que soy hoy en día, superando dificultades y problemas. Me ha ayudado para poder confiar en mí misma.

Posteriormente conté con ella como formadora especializada, en mi ámbito laboral como consultora de formación, impartiendo formación específica para empresas, en asuntos tan importantes como la resolución de conflictos y la aplicación de la inteligencia emocional en el ámbito escolar.

En definitiva para mí es una gran profesional en todos los ámbitos, siempre llena de grandes ideas y de energía positiva, que te hace entender que las respuestas a todos los conflictos y situaciones dificultosas de la vida, tienen solución y que tienes que buscarla dentro de ti.

Lo que más destacaría de ella es la capacidad innata que tiene para conectar con las personas y hacerte reflexionar. Es directa, sencilla y transmite tanto en las sesiones que llega a todo el mundo. Ahí la clave de su éxito.

02
María

Decía Aldous Huxley: “Solo hay una pequeña parte del universo de la que sabrás con certeza que puede ser mejorada, y esa parte eres tú”.

El profundo pero al mismo tiempo simple significado de esta frase, quedó patente en mi pensamiento cuando conocí a Victoria. Acudí a su consulta en un momento muy complicado de mi vida, una vida que aparentemente era perfecta. Tenía mi trabajo, una familia estupenda y tantos amigos como podía desear; pero a pesar de ese aparente confort exterior, sentía que había unas circunstancias que se repetían en mi vida una y otra vez, ante las que me consideraba impotente, y que me dolían intensamente cada vez que se producían.

¿Era yo la que producía esas pautas, o eran fruto de un mal karma que debía pagar a lo largo de mi vida? Fuera lo que fuera, me aprisionaban y me hacían inmensamente infeliz cada vez que se producían.

Victoria, con sus palabras firmes pero no exentas de apoyo, me abrió los ojos y amplió el campo de acción demostrándome que no tenía las manos atadas ante unos acontecimientos que pensaba inevitables. En una palabra, me ayudó a ser más feliz cogiendo las riendas de mi vida, y afrontándola con energía.

Victoria a pesar de su inmensa trayectoria profesional, como su experiencia y currículum demuestra; tiene algo que le hace sumergirse en cada paciente, tal y como hizo en mi caso, de tal forma que arañándote lo más profundo de tu subconsciente, te ayuda a descubrir quién eres, y sobre todo gracias a su experiencia, te ayuda a mejorar y curar esas viejas heridas que para todos en algún momento de nuestra vida, acaban convirtiéndose en cicatrices muy profundas y dolorosas.

Mi experiencia fue magnífica, y no dudaré en recomendar su gabinete a todo aquel que necesite tanto crecer como persona, como simplemente lo que he comentado al principio, ser más feliz, consciente y consecuente con su propia vida. Gracias, Victoria, por haber formado parte de mi vida y haberme ayudado a superar esos escollos, que conseguiste deshacer con tu experiencia y cariño.

03
Verónica

Conocí a esta maravillosa mujer, cuando pasaba un bache personal muy importante, recurrí a ella con poca fe para no mentir y su ayuda fue invalorable, me sacó de mi caos personal y emocional.

Hace poco la vida me puso otra prueba con una persona que en mi vida es vital y nuevamente ha acertado en la diana, otra vez le debo mi tranquilidad personal.

 Admiro tanto a esta mujer,  que lo más preciado en mi vida, comparte su nombre con ella, porque ha sido mi Victoria personal.  Me ayudó a vencer, superar, crecer, mejorar, ser más feliz y eso no tiene precio.

Es una profesional maravillosa, una persona formidable en quien poder confiar.

04
Lourdes

Intentar hablar con objetividad de alguien que en un momento de tu vida te cogió y te sacó de un agujero profundo y frío es difícil, para mí Victoria como psicóloga fue rápida, eficaz, a veces cruel por el daño que causaba la sanación  pero sobre todo cálida. Cuando estés mejor será ella la que te invite a alejarte porque si por ti fuera no te separarías de su lado nunca. Cargada de agradecimiento y confianza por mí y por mis hijos no puedo decir más que es UNA GRAN PROFESIONAL

05
Esther

Hace aproximadamente 8 años mis pensamientos negativos y destructivos corrían por mi cabeza sin cesar, no me daban respiro… Entonces estaba viviendo un momento de cambio, ese momento en el que llegas a  la vida adulta, ese momento que durante mucho tiempo había estado deseando y además lo había imaginado como precioso y de repente  Blofff todo se convirtió en una pesadilla ( a día de hoy me alegro de que todo ello me sucediera).

Recuerdo como salí del trabajo y me fui corriendo a casa sin mirar a ningún sitio, solamente al frente, sentía la necesidad de que me tenía que proteger, me estaba volviendo loca y eso no podía suceder, llame a mi madre, necesitaba que alguien me cogiera en brazos y me dijera que solo era un ataque de ansiedad, que yo no estaba loca…

Mi primer contacto con Victoria,  fue por teléfono, (desde aquí le agradezco que me escuchara, recuerdo perfectamente que le pille en uno de los momentos más maternales que hay entre una madre y un hijo y aún así me escucho), me tranquilizo y algo me dijo que hizo que esos pensamientos fueran desapareciendo aunque solo fuera por una rato y quedamos en vernos.

Cuando fui a consulta lo que me encontré es a una persona que creía en mi, en mis posibilidades de recuperación, ella sabía mejor que nadie que no iba a ser fácil pero nunca perdió la confianza en mí y yo nunca perdí la confianza en ella, conectamos muy bien y creo que eso es lo principal en psicoterapia , EL CREER EN LAS POSIBILIDADES DEL OTRO, podría hablar prácticamente de cada una de las sesiones que tuve con victoria,

recuerdo una especialmente, algo importante de fútbol se estaba celebrando, todo el mundo estaba pendiente del televisor, creo que España estaba ganando algo importante, pero Victoria no estaba con su gente, estaba conmigo, estábamos en una sesión de regresión, dios la recuerdo como si la estuviera viviendo ahora, con esto quiere decir, que para ella sus pacientes formar parte de ella, no solamente somos clientes, sé (aunque no lo he hablado con ella) que somos algo más, por supuesto lo mismo sucede al contrario, para mí no solo es mi psicoterapeuta es Victoria , es algo más.

Resumiendo,  solamente puedo decir que hizo que me conociera a mí misma, que conociera mis fallos y mis virtudes, ella me enseño a tener herramientas para poder afrontar la vida, para no caer … está claro que tropezamos muchas veces pero ahora me se  levantar y procuro levantarme más fuerte cada vez.

Gracias a Victoria  y a mi pareja, vivo mi vida adulta con ilusión, con pasión … soy madre, amante, hermana, hija pero sobre todo SOY ESTHER.

DEJA AQUÍ TU TESTIMONIO